sábado, 15 de marzo de 2014

Una vieja canción

         Seguramente muchos recordaran los viejos tiempos en que solías acostarte y tus padres llegaban, te arropaban y te contaban una historia, casualmente hace unos días recordé una vieja canción que solían contarme cuando era pequeño.


"Estaba la Catalina, 


sentada bajo un laurel, 


mirando la frescura de las aguas al caer 


De pronto paso un soldado, 


y lo hizo detener: 


-Deténgase usted soldado 


que una pregunta le voy a hacer- 


¿Usted no ha visto a mi marido, 


que a la guerra se me fue? 


-Yo no he visto a su marido 


ni tampoco se quien es- 


-Mi marido es alto y rubio, 


y buen mozo como usted, 

y en la punta del sombrero 


lleva escrito San Andrés- 


-Con los datos que me ha dado 


su marido muerto fue, 


y me ha dejado dicho 


que me case con usted- 


-Eso sí que no lo hago, 


eso sí que no lo haré. 


He esperado siete años 


y otro siete esperaré- 


-Calla calla Catalina, 


calla calla de una vez, 

que estás hablando con tu marido 


que no supiste reconocer-"