sábado, 8 de marzo de 2014

Los Ultimos Años (Primera Parte)

Los últimos años de John Bellisario

Fueron tres años largos pero felices en aquel lugar escondido. Nada había cambiado, el pueblo seguía su ritmo habitual y el viejo John recorría las callejuelas con un pequeño bolso para compras. Era un placer para el tener tanta libertad. Podía ir y venir,  discutir con los vecinos sobre las ultimas noticias y hasta tenia el privilegio de poder tomar sol en el patio ,trasero alejado de todo y con un vaso de su mejor whisky mejor dicho porque no mejor la botella entera, estaba feliz, tenia que disfrutar del momento.
Al cabo de un rato se  levanto de la silla y como había sucedido varias veces se quitó los pantalones y comenzó a correr por el patio hasta que cayó rodando cerca de los arbustos donde durmió toda la noche.
- Hey papá despierta!, papá vamos ya amaneció
- Que que paso?, que paso?, donde estoy?
- Creo que bebiste pero en esta ocasión terminaste en el patio y no en medio del parque.
- Oh! , creo que mejor me acostumbro a la guarana
- Levántate de una vez que hoy es un día especial, vamos a ir a la montaña

Fue a vestirse obedeciendo las ordenes de su hija y se alistó con sus botas y su sombrero de explorador,cuando estuvieron listos se subieron a la camioneta y partieron.
Era un día caluroso, común en ese país pero en este caso era una ocasión especial, se acercaba el carnaval y las personas alborotadas corrían por las calles con telas, partes de vestidos,  flores, a quien no le alegran estas celebraciones.
Llegaron a la cumbre y comenzaron a subir por los senderos, algunos difíciles de penetrar pero nada que no se pudiera resolver con un simple machete. Y así siguieron y siguieron hasta que llegaron al punto mas alto. La vista era incomparable, desde allí se podía apreciar lo mas valioso, la abundancia de los arboles tanto en las colinas como cercanos al pueblo que parecía diminuto junto a la costa. Pero a John estar en aquel lugar le hizo revivir recuerdos del pasado. Su esposa siempre había soñado con estar allí, sentado uno junto al otro, sin que ningún problema los aquejara.

-Que ocurre papá?
- Recuerdas aquella vez en que fuimos todos juntos de vacaciones a Colorado, y lo feliz que estaba tu madre?
- Si , lo recuerdo
- No puedo dejar de pensar en ella
- Escucha papá yo también la extraño mucho pero le prometimos que seguriamos adelante, no podemos decepcionarla
- Lo se lo se

Ambos decidieron decender antes de que anocheciera, a paso corto ya que los arboles tapaban el sendero y en algunos lugares se podía ver muy poco.
La ciudad aunque estaba en medio de preparativos nunca dejaba de festejar por lo que todas las noches se podía escuchar  música en las calles principales donde algunas parejas se acercaban a bailar al ritmo de la música clásica de las costas. Eran americanos pero  no significaba que no pudieran seguir el ritmo así que durante los siguientes días acompañaron a los vecinos en las decoraciones, de vez en cuando visitaban a Sharik y a su hijo , del que nunca John se molesto en saber el nombre y por ultimo en los ratos  libres se tomaba una cerveza en un bar cercano junto a otros viejos pescadores. Cuando llego el carnaval, las luces se encendieron y por las noches reinaban las fiestas y los desfiles así que el primer día el viejo se vistió de acuerdo a la moda del lugar y salió de fiesta en fiesta hasta que terminó cerca de la costa. Era un lugar mas exclusivo , tal vez 20 o 30 personas pero se disfrutaba de la misma manera.  Al cabo de un rato se recostó en la barra , en ese momento fue cuando pudo ver a una bella mujer junto a el. Sin miedo la observó un par de minutos hasta que se animó y se acercó un poco mas

- Disculpe, le puedo invitar algo ?

- Le aceptó un pequeño vaso, señor....
- John , me llamo John
- Un placer John , me llamo Margaret o puedes decirme Maggie

Dieron un paseo por la playa riendo y zapateando el agua, eran unos borrachos felices y aun así lograron llegar a la casa de John donde cayeron encima del sillón.


- Papá ? no otra vez , vamos levántense!
- Que ? que pasó hija? 
- Debes ser la única persona que aguanta dos borracheras en dos idas, y con esa barriga!
- Maggie , Maggie despierta
- Donde estoy?
- En mi casa
- Debo irme, mi hijo debe de estar buscándome
- Y yo debo tomar dos baños, o tal vez tres

Maggie se levantó y sin decir una palabra salio por la puerta delantera mientras Sarah lidiaba con su padre que no podía levantarse ni ponerse sus pantuflas. 


- Escucha! escucha! mi niña, ayer me diverti como en los 80'

- Me alegro papá pero luego de darte un baño vamos de compras y me hablas de ello