viernes, 9 de mayo de 2014

Correr es vida como las palabras al alma

Llega un punto durante el entrenamiento en que uno se da cuenta de lo mucho que ha avanzado. Porque se requiere mucho esfuerzo y dedicación a lo que en ocasiones se convierte en una asaña. Pero también es una medicina, un gran apoyo. Como he dicho antes las palabras escritas siempre fueron mi método, mi voz , la forma mas fácil de expresarme. Y me ha ayudado mucho a cambiar. Limpió los errores del pasado y me guió a un mejor futuro. 
 Cuando pisé la pista por primera vez me sentía un extraño en aquel lugar. Me veía como un aficionado deseoso de probar lo que se siente hacerlo. Fue bastante duro al principio. Nunca fui bueno en los deportes. Nunca tuve la oportunidad de destacarme en algo y tenia la esperanza de que esta vez podría hacerlo. Puse todo frente a mi, mis anhelos , mis sueños , mis sentimientos y corrí y corrí hacia ellos muchas veces logrando alcanzar uno a la vez. Me sentí bien. Una sensación extraña, quizás de satisfacción recorría mi cuerpo. Con el tiempo , gracias a muchas personas que me acompañaron en mi progreso y que siempre estuvieron allí para ayudarme en incontables veces logre crecer y ahora lo único que siento es felicidad. Espero con ansias cada momento en que me toca correr como si fuera un día especial realmente y bueno en fin quería compartir esto con ustedes y también creo que amerita una disculpa por lo poco que he escrito en estas semanas. Como sabrán muchos de ustedes una persona no puede escribir presionado y menos contra el tiempo por eso espero encontrar el momento adecuado.