viernes, 27 de junio de 2014

Los misterios de la antigua Londres



Bueno esto es una pequeña historia que sucedió en mi imaginación mientras charlaba con Vanessa, la autora de Merodeadora en línea , es increible como pueden surgir estas cosas repentinas.

Un saludo y en breve en estos dias estare publicando varias cosas


-Me veo bien Señor Watson -

- Te ves bien Sherlock -

- Todo acorde, sobrero prolijo, estoy despeinado? -

- Te vez bien Sherlock, ya lo he dicho -

- Si el sospechoso se da cuenta, podria no tomarme en serio -

Formaban una pareja singular conformada por el alto, flaco pero analista detective Sherlock Holmes y su fiel ayudante petiso , el señor Watson, muy distinguidos por los casos llevados a la corte en toda Inglaterra. Por alguna razón , a Sherlock le gustaba investigar durante la noche. Tenia la certeza de que durante la noche las pistas no desaparecerian pero aun asi, era ciego como un topo asi que Watson iba tras el a iluminar el rastro.
Dias atras, la policia londinense habia descubierto un cuerpo inherte flotando y con el cuello atado a una bolla, el panorama era terrorifico pero nada asustaba a Sherlock, ni siquiera su suegra.
Aquella persona era su principal sospechoso, un escritor realmente extraño que nunca salia de casa y sus obras eran tan tetricas que costaron en venderse.
El viejo Sheskpeare era gordo, canoso y tenia un aspecto desagradable.

- Buenas tardes señor Shakespeare, mi nombre es She... -

- Y tu quien eres? - respondió

- Soy el detective Sherlock Holmes y el es el Doctor Watson -

- Valla, haci que un doctor y un detective vienen a molestarme esta noche, a que debo la visita -

- Podriamos pasar , le haremos un par de preguntas - dijó Watson mientras pensaba con que cargos lo encarcelarian si golpeaba a es viejo.

Su casa practicamente eran paredes de libros y papeles, el piso de madera tenia una capa de suciedad impregnada que Watson no dudó en evitar, tenia muchas alergias. El señor Shakespeare despejo un poco el sofa medio destrozado y invitó a sentarse a estas dos personas que arruinaban su noche.

- Ahora vamos al grano, que quieren? -

- Bueno usted es un señor extraño y todos los vecinos lo verian de seguro como un malechor, de esos que lastiman a las personas - dijo Sherlock

- Que me esta diciendo, soy un simple escritor, como se atreve - respondió intentando parecer enfadado pero Sherlock comenzó con su analisis visual y sacó varias deducciones.

- Parece cansado señor.... -

- William -

- Señor William, estuvo haciendo ejercicio o realizando algun esfuerzó esta tarde? -

- No no, solo he escrito algunas cosas - respondió sorprendido, el detective se percató de ello

- Tiene tierra en sus zapatos - intervinó Watson

- Un descuido solamente -

- Ya veo, que me dice de la mancha oscura en la parte de atras de su abrigo ? -

- Me salpicaron con combustible señor Watson -

Mientras Watson matenia el dialogo, Holmes caminaba por la casa observando las notas y trozos de obras del autor, en todas habia un toque tragico y parecia que incluso, habia estado en cada una de ellas de alguna manera.
Pasó una media hora y se acercaba la media noche, Sherlock lanzó una bomba para poder ver las reacciones de su sospechoso.

- Sabe William, esa mancha se la hizó cuando se dio cuenta de que habia asesinado a aquel hombre, intento colocar el abrigo en la herida pero se terminó desangrando, la suela de sus zapatos esta embarrada y encontrarmos la parte de una huella cerca del puerto, en un charco, usted esta tan nervioso que dedusco que penso toda la tarde en que llegaria la tarde y dos personajes tan sofisticados como nosotros llegarian a su puerta , estoy en lo cierto señor William -

- Yo , yo ... -

- De seguro querra mas explicaciones - dijó Watson

- Si si, como se atrevé detective - respondió preocupado , comenzabá a sudar.

- Usted es un escritor tragico Shakespeare y utilizando como ejemplo la historia de Romeo y Julieta en este caso. Antes de venir lo investigamos y sabemos , que usted tenia cierto aprecio por nuestra victima. Mientras usted se descuidaba, yo y el señor Watson atamos cabos y aqui estamos pero por favor, no nos obligue a traer una patrulla, el jefe Gordory no es alguien a quien quiero molestar una noche como esta asi que hagame el favor de ir por su abrigo- dijó Sherlock mientras golpeaba a Watson con su baston y lo obligaba a levantarse.