martes, 25 de febrero de 2014

Cambiando un poco de estilo

Un dia estaba sentado recostado en la playa y un nombre me surgió en la mente "John Bellisario", bueno creei que era una de esas cosas mías pero luego de eso comence imaginar así que cuando llegue a casa tome el lápiz y comencé con esta historia

"Jonathan Bellisario entro rompiendo el silencio en la vieja sala. Sus treinta años a cargo de la empresa familiar le habían dado cierto aire de firmeza consolidándose como un fuerte competidor en el Condado Green. Pero allí estaba, en sus últimos años decidido a buscar un nuevo futuro para  su industria. Por un lado su sobrino, que durante meses estuvo insistiendo para que vendiera todo pero él lo hacía a un lado y continuaba su camino a la oficina, y por otro lado estaba su única heredera, su joven hija quien lo único que quería era irse de allí lo antes posible. El Señor Bellisario se hallaba en aprietos, aun no sabía qué hacer, pero se sentó frente al viejo escritorio de roble, tomo firmemente sus lentes de lectura y llamo a ambos a la reunión. No sabía qué hacer, por un lado podía seguir el negocio de la familia pero por el otro tirar todo por la borda así que hizo lo correcto
 -Sarah, hija qué opinas?
-Papá, sabes que nunca me importo esto
-Pero algo debo de hacer
- Tío John, creeme , vende ,y vete a Colombia
-Silencio Max, estoy hablando con mi hija
- Sabes qué?, prefiero que tires todo por la borda a verte siendo infeliz día a día
 En un par de segundos ella ya se había ido dejando a los dos hombres con una simple respuesta Firmo los papeles y comenzó su nuevo futuro, pero no para él, que le importaba su vida si ya era todo un viejo de los 80 años, con su mano arrugada tomo su pluma y cedió todo a Sarah
- Es lo mejor que puedo hacer, darle un futuro a mi hija

Ambos abandonaron la sala y se dirigieron a la puerta con un aire, felices de que por fin todo había terminado pero para el viejo John solo significaba cerrar una puerta y abrir otra"


Espero que les guste